Ante el Covid-19
 

¿ Y la protección al productor de cultivos agroalimenticios ?

Henry Vanegas A. Gerente General FENALCE

Para mantenernos confinados en nuestros hogares, es fundamental contar al menos con maíz, arroz, frijol o arveja, cereales y leguminosas, que junto con la soya son la base de la seguridad alimentaria mundial. Los agricultores son los que nos garantizan la producción de esos alimentos. Pero ellos no son inmunes al Coronavirus y en nuestro país no los estamos protegiendo. Y eso, que hay un mandato constitucional: Art. 65 “La producción de alimentos gozará de la especial protección del Estado”.

De todos es conocido que la población rural es la más vulnerable, que está envejecida -porque la juventud no se queda en el campo- y que la precariedad laboral y de ingresos los obliga a seguir trabajando sin descanso. Pero, no los estamos dotando de un kit de emergencia, que tengan al menos alcohol con que desinfectar sus manos laboriosas, mascarillas, guantes, inhaladores, es decir no cuentan con el material de asepsia requerido ni con ninguna ayuda respiratoria a su alcance y no podemos quedarnos solo con campañas informativas.

Mientras, van a seguir laborando atenidos únicamente al aislamiento geográfico, que por un tiempo los puede mantener aislados, si no se exponen a ser contagiados. Así las cosas, la asistencia o acompañamiento técnico e institucional debe ser preferiblemente virtual para evitar que las visitas sin protocolos de desinfección adecuados se conviertan en vectores del virus y/o aceleradores de la velocidad de propagación de la pandemia del Coronavirus. Pero que va a llegar, va a llegar.

Nos debe preocupar no solo el adecuado abastecimiento o la cadena logística del suministro, los alimentos en sí, sino también el bienestar de nuestros productores para que no se vean afectados en su salud y puedan seguir cumpliendo esa digna misión social de producir comida. Necesitamos organizar equipos de relevo en las labores agrícolas para cuando se nos empiecen a enfermar los primeros trabajadores en la finca; porque, a ese nivel ya no funciona el teletrabajo, ya no tenemos en quien más delegar.

Tenemos que pensar en un salario básico de solidaridad transitorio para esos hogares campesinos que producen alimentos básicos en su agricultura familiar. El Estado tiene que estar presente y actuando en el campo, junto con los gremios del sector y empresarios agrícolas, para definir acciones y superar las situaciones de emergencia que se puedan presentar.

Se requieren puestos de salud, así sea en carpas, elementos de protección y medidas de bioseguridad, con un voluntariado activo para que nuestros campesinos alcancen a llegar con respiración asistida a las ciudades en búsqueda de atención médica y hospitalaria.

Una pandemia, como su nombre lo indica, le pega a todos. Y las pandemias más graves en la historia de la humanidad han dejado los campos desolados. El aislamiento preventivo es clave, la cuarentena salva vidas. Por eso le pedimos a nuestros afiliados su colaboración en algo muy importante: QUEDESE EN CASA!

Debemos cuidar la salud y la vida de todos…tanto en la ciudad como en el campo.

CONTACTE CON NOSOTROS

Kilometro 1, Via Cota Siberia,Vereda El Abra Cota (Cundinamarca) Conmutador: 7428755  

© 2016 Todos los derechos reservados

       

Contáctenos

Kilometro 1, Via Cota Siberia,
Vereda El Abra Cota (Cundinamarca)
Conmutador: 7428755
Captcha Image     Recargar Imagen
Copyright © 2016 Intelligent Web Ver 10.1 All Work Solutions Ltda. Todos los Derechos Reservados - www.fenalce.org